REBUKE + MONEY LEFT TO BURN

Rebuke + Money Left To Burn

Our Rating

NOTA:7.4
7.4

¿Buscas algo con lo que salir a patinar o mover el cuello al beat del medio tiempo? No busques más, los suecos Rebuke y los alemanes Money Left To Burn te traen este split de la mano de Disconnect Disconnect Records. Posiblemente sean unas de las bandas más trabajadoras del viejo continente, y tendrá algo que ver con esto que saquen trabajazos como el que hoy nos ocupa, o que cada vez estén visitando más escenarios por Europa y el Reino Unido.

La primera parte del split es para Rebuke. Caña y un sinfín de riffs locos se mezclan en estos temas, del que aunque ninguno tenga desperdicio, si hay que elegir me quedaría con The Cellular Cosmogon. Destacable es el trabajo que este tipo de bandas, un poco al estilo A Whilelm Scream o This Is A Standoff, tienen que llevar a cabo para acabar mezclando todas las piezas de riffs melódicos, plagados de armonía y coros frescos. Pero lo de estos chicos va un paso más allá: las canciones, complejas hasta decir basta, tienen un sentido aplastante y una variedad de guitarreos que suenan muy innovadores. Mención especial para Leo Wallin, que defiende las baterías de este disco como los ángeles.

Money Left To Burn no se quedan cortos y dan su propio recital en los 5 temas que les corresponden de los 10 totales que conforman el disco. Aunque en el mismo estilo, las diferencias entre las dos bandas son claras, dando estos algo más puro, quizá no tan trabajado como sus colegas de roster pero más directo y crudo, asemejándose tímidamente a Bad Religion o en ciertos puntos a unas bases muy del estilo Rise Against, un poco más old-school diría. Las voces dejan con los pelos de punta por la precisión con la que entran en la mezcla, y por como los coros, constantes y aportando un relleno vital para las canciones, se entremezclan por casi la totalidad de sus temas. Nuevamente mención especial para las baterías, sin duda lo que más me ha gustado en ambas bandas.

Para resumir, discazo de skatepunk y grandes bandas que entran a formar parte de mi colección personal, y espero que de la vuestra. Acaban de pasar por nuestro país en estos últimos días, pero no hay más que chequear sus webs para darse cuenta de que seguro que no tardamos en volver a oír hablar de ellos, y verlos en acción de nuevo.

Autor