7.5

DIAMOND YOUTH – Nothing Matters

Diamond Youth - Nothing Matters

Our Rating

NOTA:7.5
7.5

¡Enhorabuena! De seguro todo fan de Diamond Youth ya tuvo el enorme placer de escuchar el primer LP oficial del cuarteto de Baltimore: Nothing Matters (Topshelf Records), el cual ya está marcando la pauta desde el 19 de mayo y que está en plena promoción con su gira estadounidense.

A pesar de que la mitad de sus integrantes están aunados al mundo hardcore (Trapped Under Ice y Down To Nothing), Diamond Youth es una banda que tiene mucho más que ofrecer a partir de su abanico de influencias. Por una parte, un sonido muy Matt Bellamy evidente sobre todo en las líneas vocales. Por otro lado, un énfasis en Queens of the Stone Age es necesario, pues como ellos mismos afirman, esta banda juega un rol importante en su inspiración. Por último, un sonido con ínfulas de Weezer, el cual le pertenece más que todo a Don’t Lose Your Cool, su LP de 2011.

A la larga, todos estos son factores que juntos consolidan los 11 temas de Nothing Matters. Sin embargo, a diferencia de sus anteriores trabajos, aquí se nota a mayor escala cómo han absorbido el género power-pop.

El disco presenta sus temas bien esquematizados pero algo inesperados. El equilibrio que arranca con lo más movido en su primer tema, con el que se presentan y titulan al disco, enseguida nos transporta a confirmar lo que de entrada ya sabíamos: un inevitable sonido a Queens of the Stone Age. Le sigue un bajón durante un par de temas hasta llegar a Far Away From Earth dónde los protagonistas son un bajo distorsionado y el vibrato en la voz de Justin Gilman. In The Clouds es otro tema con un coro pegajoso y con un ritmo más movido en comparación al curso que sigue el disco hasta su final.

Los que en Diamond Youth veían un diamante en bruto para el punk quizá se sientan un poco desilusionados con este Nothing Matters donde la vertiente pop de los de Baltimore toma la delantera. Aún así, aunque algún tema pase un tanto desapercibido, al cabo de un par de repeticiones la asimilación toma lugar. Eso sí, a pesar de poseer una producción muy pulcra y un reverb general que lo caracteriza –uno de los factores positivos innegables del disco-, tal vez faltó un poco más de esa chispa viva para animar el producto final. ¡Solo queda disfrutarlo a conveniencia!

Autor