ALL TIME LOW – Future Hearts

All Time Low - Future Hearts

Our Rating

NOTA:7
7

Pasan los años y las bandas suelen tomar decisiones, acertadas en algunos casos y bastante discutibles en otros. Teniendo a All Time Low como referente, es indudable que no ha habido mucho cambio a lo largo de su carrera, al menos en su estilo. Desde su aclamado So Wrong, It’s Right no han cambiado mucho en su pop-rock dirigido para el público menos maduro, bien es cierto que aquel Dirty Work fue un manchón en su carrera, pero que después con Don’t Panic supieron solventar.

Y tras 3 años desde su último trabajo han vuelto con Future Hearts, un disco de 13 temas enfocado, como suelen hacerlo, al pop-rock codeándose con el pop-punk adolescente, y esta vez vuelven a la fórmula de temas pegadizos aunque en algunos casos algo ñoños.

Encontramos varias colaboraciones de artistas de la talla de Mark Hoppus en Tidal Waves, una magnífica balada con un dueto delicioso entre Alex y su invitado, o Joel Madden en Bail Me Out, un temarraco pop-rock que encaja perfectamente en la tónica de los de Baltimore. Otros temas a destacar son Kicking and Screaming, que parece sacado directamente del inicio de su carrea, pasando por su single Something’s Gotta Give pensada como un tema de radio-fórmula y que desde que salió a la luz con ese delirante videoclip se convierte en una de tus favoritas, o Don’t You Go, otra canción que se incrusta en tu mente por su melodía.

En este nuevo disco hay también espacio para temas más pausados como Missing You, con unas lyrics bastante convencionales con las que alguna vez te has sentido identificado, o Cinderblock Garden, una de esas canciones que te trasladan a tu adolescencia de desamores, pero nunca con un aire deprimente, sino esperanzador.

Por último merece la pena destacar a Runaways, un HIT con mayúsculas, pop pero con fuerza e increíblemente adictivo que te hace tararearla durante todo el día.

Ahora bien, si algo malo tiene este disco es la sobreproducción: una cantidad de arreglos que lo hacen algo plastificado y que lo alejan tanto de lo grande que fue su debut de larga duración y su aplaudido Nothing Personal. Sin embargo, gracias a su enfoque musical, gracias a dios no se parece en nada a Dirty Work. En conclusión, nos encontramos frente a un buen disco de pop sin grandes pretensiones.

Autor