WEIRD OWL – Interstellar Skeletal

Weird Owl - Interstellar Skeletal

Our Rating

NOTA:6.8
6.8

Una introducción, un aviso cósmico que llega desde las entrañas más profundas del espacio. Eso es el nuevo trabajo de Weird Owl, publicado este pasado 25 de mayo. Pero si lo que piensas es que vas a oír psicodelia, te equivocas. Los de Brooklyn han decidido embarcarse en las influencias ochenteras casi en la totalidad del disco. Abandonando casi del todo el garaje rock que los caracterizó en sus inicios, experimentan mucho más con sintetizadores y efectos no del todo convincentes.

Comenzando por Silver Ziggurats, oirás melodías de cosmonautas, que vagan por el tiempo y el espacio, reminiscencias folk se fusionan con voces que quedan de telón de fondo, rodeándonos de una atmosfera completamente sideral, cual travesía por el cosmos en busca de una nueva galaxia que colonizar. Esta vez parece que no introducen nada nuevo en el disco, pero a medida que los vayas oyendo te darás cuenta del enorme giro de estilo que hacen.

Un tema más dance y ochentero, God, en donde los sintetizadores son los que más se hacen notar. Un inesperado cambio de estilo de los de Brooklyn, quienes para bien o para mal marcan nuevo camino en su trayectoria musical.

En Split From The Sun se vuelven más folks y bajan de las estrellas para aterrizar e internarse en frondosos bosques, llenos de criaturas musicales con aspecto de guitarras acústicas que bailan alrededor de hogueras. Este tema es de los más suaves que encontrarás en su nuevo trabajo, en cuanto a potencia musical se refiere.

Por otra parte, en mitad del disco está Fine VIbrations, que nos recuerda a una serie o película de ciencia ficción de los 60 o 70 en la que narran la travesía de viajes interplanetarios de un grupo de músicos en este caso, los cuales se topan con monstruosos ritmos envolventes cual nebulosas de gas y polvo. Un tema que satisface las necesidades de los espíritus más psicodélicos.

El regreso de su estilo desenfadado de mezclar el más puro garaje rock con la psicodelia es White Werewolf, sin duda no han querido abandonar sus raíces por el momento, aunque experimenten mucho con los 80 a lo largo del disco. Es una pieza que se agradece, con ritmos y melodías para tumbarse en el suelo y dejarse llevar al placentero viaje que nos proporcionan los músicos. La hipnotizante eléctrica se abre paso en este tema, saciando nuestros oídos, un poco faltos de ella en el resto del disco.

Parece que hacia el final de su nuevo trabajo se lo han pensado y han decidido seguir fieles a su estilo introduciendo innovaciones musicales discretamente. ¿Dejarán de lado el rock progresivo y las atronadoras eléctricas? De momento, parece que no.

Weird Owl