Entrevista con Justin Thirsk. Necesitamos retomar el poder y volver a empezar

Chaos Delivery Machine

Justin Thirsk era conocido por haber sido el batería de 98 Mute, una de las muchas bandas de skatepunk que conformaban el orgullo de Epitaph Records en los 90, y por ser el hermano menor de Jason Thirsk, miembro fundador y primer bajista de Pennywise, muerto trágicamente en 1996. Sin embargo, con la entrada del nuevo milenio, muchos le hemos perdido la pista. Su nombre y su música ya no aparecían en las revistas del sector o en los recopilatorios de punk. Y a pesar de eso, él ha seguido componiendo y tocando hasta nuestros días, acompañado por sus viejos amigos Jason Page (98 Mute) y Fletcher Dragge (Pennywise), en un proyecto llamado Chaos Delivery Machine del que en julio saldrá a la venta el segundo disco: Burn Motherfucker Burn. 20 cortes al más puro estilo hardcore old school; sinceros y profundos como una novela de Kerouac a la vez que directos y enfadados como aquel Nervous Breakdown de Black Flag con el que empezó todo.

La inteligencia y la energía de este nuevo proyecto nos han llamado la atención y nos han llevado a plantear unas cuantas preguntas a Justin. El resultado es, con diferencia, la entrevista más larga e interesante que se haya publicado en Big Bombo hasta la fecha. Es un testimonio brillante de lo que significa tocar en una banda, hacer música, crecer, luchar por un mundo mejor, sufrir, gozar… de cómo se puede ser punk sin ser gilipollas, tocar hardcore sin ser un bestia dominado por la violencia y el postureo.

Así que relájate, prepárate un buen café, siéntate cómodo, quítate los zapatos y disfruta de cada palabra. 

Justin, lo primero que llama la atención en Chaos Delivery Machine es el sonido. Parece un salto atrás de 30 años, una vuelta al hardcore/punk californiano de los 80. Algo bastante diferente de lo que hacías con 98 Mute o Pennywise. ¿Se trata de una especie de madriguera donde podéis hacer lo que mejor os gusta sin las ataduras melódicas que teníais con 98 Mute y Pennywise? 

Exactamente. No queríamos atarnos o limitarnos a ningún género ni expectativa. Simplemente queríamos hacer lo que quisiéramos sin ningún límite. Crecimos amando la escena punk de finales de los 70 y comienzos de los 80. Fletcher nos llevaba unos años y por tanto estuvo muy metido en ella. Jason Page y yo éramos jóvenes pero yo aprendí mucho de mi hermano mayor, ya que él también estaba muy involucrado en la escena punk/Oi! Quisimos por tanto intentar algo un poco diferente y volver a lo que nos inspiró durante nuestra infancia.

Nunca podremos recuperar la energía y la crudeza de esa escena, pero aun así quisimos volver a ella y ver lo que pasaba a la vez que disfrutábamos. Tampoco quiero etiquetar nuestra música como “punk old school”. Es simplemente la música que nos gusta y que queremos tocar. Dejamos que sean los demás los que le den un nombre. Algunos podrían decir que se parece a “esto” y otros podrían decir que no, que suena como “esto otro”. Las dos cosas nos parecen bien. Nuestra intención fue únicamente la de tocar la música que queríamos oír. El hecho de ser libres y hacer lo que queríamos nos ayudó a ser más creativos. Estuvo realmente bien el no tener que preocuparnos por lo que piensa la gente y el limitarnos a componer las canciones que nos gustaban.

Cuando 98 Mute lo dejaron, Pat y Doug se fueron cada uno por su lado, mientras que tú y Jason Page engendrasteis Chaos Delivery Machine. ¿Cómo se os ocurrió añadir a Fletcher como bajista? Por cierto, siempre he pensado que con los dedos que tiene, el bajo le vendría mucho mejor que la guitarra

No creo que Fletcher tenga dedos, lo que tiene son una especie de pinzas de langosta o dedos-salchichas. En un primer momento éramos solo Jason y yo, tocábamos en mi garaje y pasábamos el rato componiendo temas. Ambos nos entendemos muy bien y nos gusta todo lo que el otro aporta a los temas. Él trae algo y me encanta. Luego los dos trabajamos sobre ello y yo digo «¿por qué no ponemos esto aquí?», etc. O soy yo quien le paso una idea en la que he estado trabajando y que encaja con algunas letras que compuse, y a él inmediatamente se le ocurre algo que me fascina.

Después de un año o dos teníamos alrededor de 20 canciones que queríamos grabar. Fletcher fue la única persona que queríamos que nos grabara. Es un viejo amigo y quería ayudarnos sin importarle el dinero. Una vez más los tres estábamos en el mismo barco y solo queríamos hacer algo por amor al arte, sin esperar dinero a cambio.

Además Fletcher sabía perfectamente lo que estábamos buscando. Éramos tres amigos pasándolo bien en el estudio y componiendo música. Jason tocó el bajo en todas las demos que grabamos en mi garaje. Pero Fletcher quiso tocar el bajo en el disco e involucrarse añadiendo su toque personal. En realidad es un bajista realmente bueno y compuso algunas líneas de bajo que estaban genial.

De forma que yo no diría que “fichamos” a Fletcher, sino más bien que él cogió el bajo y quiso ser parte de Chaos Delivery Machine. Y nos encantó.

Fletcher - Chaos Delivery Machine

Si no me confundo tú te encargas de las letras, Jason de la música y Fletcher de… ¿de qué se encarga Fletcher? ¿Se limita a tocar lo que tú o Jason habéis compuesto o su contribución va más allá?

Jason y yo compusimos las canciones y por tanto teníamos las letras, las líneas melódicas y la música. Antes de entrar en el estudio, Fletcher las escucha y añade su toque personal. En muchas canciones del nuevo disco están sus aportaciones: una modificación de una línea melódica, la sustitución de una palabra en las letras o un parón de guitarra en un determinado tema. Se trata en el fondo de lo que hace un productor en un estudio.

Estuvo más involucrado en Burn Motherfucker Burn que en Manifesto y de hecho invirtió más tiempo en sus partes de bajo. Si prestas atención hay muchas líneas locas de bajo en los temas. Está acostumbrado a tocar la guitarra y por eso quería añadir “solos de bajo” prácticamente por todas partes jajajajajajaja.

Te diré algo divertido a la par que real: no permitimos que Fletcher entrara en el estudio cuando Jason estuvo grabando sus partes de guitarra. Habría intentado robarle la guitarra a Jason. La primera vez que Jason estuvo grabando, Fletcher le cogió la guitarra y dijo, «¿Y no sería mejor algo así?». Nosotros dijimos «¡No! Fuera de aquí ¡cojones!». Él entendió que no podía hacerse de otra forma y se fue. Jason y yo no queríamos que Fletcher modificase las partes de guitarra porque queríamos que las canciones sonaran de una manera determinada y que no estuvieran demasiado “fletcherizadas”. Él aceptó porque le encantaron las canciones y porque se dio cuenta de que sabíamos lo que queríamos y se fio de nosotros.

De todas formas, respecto al resultado final, Fletcher tuvo voz en el asunto. Proponía cambios y si nos gustaban los aceptábamos. No estábamos siempre de acuerdo en todo y de hecho aquí y allí hay soluciones de “compromiso”. Los tres somos muy obstinados de forma que trabajamos todos juntos sobre ciertas partes y estuvimos negociándolas. Esto es lo que en mi opinión tendrían que hacer todas las bandas: salir de sus zonas de confort, intentar mirar a las cosas desde un punto de vista exterior y hacer lo que es mejor para la banda y la música en su conjunto.

Vuestro primer disco, Manifesto, lo publicaste en 2005 bajo el sello Felony Records, que más que un sello es un grupo de amigos. Imprimisteis algo así como 1000 ejemplares, por tanto Manifesto es un disco prácticamente imposible de encontrar. Y es una pena, son 20 temas concentrados en 30 minutos de pura energía. ¿Por qué no quisisteis darle más salida? En el fondo el simple hecho de que sea un disco de (ex-)miembros de 98 Mute y Pennywise sería suficiente para que muchos sellos (y mucha gente) se interesen en él.

Cuando lo grabamos ni si quiera pensamos con qué sello iba a salir, cómo podiamos recuperar el dinero gastado en grabarlo o cosas por el estilo. Nos gusta componer canciones únicamente por el gusto de hacerlo. Es algo que nos mantiene cuerdos. Es algo que tengo que hacer para no aburrirme y enloquecer con lo que tengo alrededor, así como con la sociedad.

Sin embargo, una vez terminado estábamos muy contentos con el resultado y lo dimos a algunos de los sellos independientes con los que nos relacionábamos para ver si querían publicarlo. Yo pensaba que iban a estar interesados en ello ya que estaba todo pagado y nosotros no pedíamos nada de dinero, ningún adelanto, etc. Para ser sincero las compañías discográficas independientes ya no son lo que eran o por lo menos algunas de ellas. Realmente les dio igual que tuviéramos un LP de 20 canciones que les gustaba y que fuéramos amigos suyos pidiendo un favor. Dijeron que le gustaba pero que era demasiado “duro” para el público de hoy en día y que no sabían como “etiquetarlo”. No creyeron que los jóvenes fuesen a escuchar el tipo de música que estábamos haciendo. Quizá esto nos decepcionó un poco, pues pensamos que con el respaldo de uno de esos sellos y con su distribución hubiésemos podido llegar a más público y tener así más gente escuchando nuestro disco.

Publicar la música que te gusta y dejar que sea la gente la que juzgue y diga si algo es bueno o no. Así es como tendrían que ser las cosas. Pero está bien, no es un problema. Es el capitalismo del mundo de hoy. Los sellos independientes están simplemente haciendo lo que tienen que hacer para ganar pasta y sobrevivir en la industria musical actual en la que es muy difícil ganar dinero vendiendo discos. Y lo entiendo. No tengo ningún reproche. Ellos sabían que nosotros no éramos una banda de conciertos sino más bien un proyecto, de forma que no podían invertir sus recursos en nosotros, puesto que esos mismos recursos podían gastárselos con bandas más jóvenes y dispuestas a irse de gira. Está bien.

Al final fue nuestro amigo Ron de Felony Records quién lo publicó. Sinceramente todavía no hemos visto ni un duro de ningún disco o venta por iTunes. «Ron, ¿tienes algo de pasta para nosotros?» ¡Jajajajajaja! No tuvimos ninguna distribución. Otra vez, se trataba de un proyecto para pasarlo bien y por eso simplemente pensamos que teníamos que dar el disco a nuestros amigos y a quienes a lo mejor les iba a gustar. Es una pena porque de verdad que nos gusta ese disco.

Por otra parte no quisimos dejar claros nuestros nombres y nuestras bandas actuales o del pasado en este nuevo proyecto. Mirando hacia atrás no creo que fuese una buena idea ¡Jajajajajaja! Simplemente quisimos que fuera un proyecto paralelo divertido, que la gente lo escuchara y que nos dijeran lo que le parecía sin ningún prejuicio o expectativas por quienes éramos. Por eso no hicimos ningún comunicado de prensa y no pusimos nuestros nombres reales ni nuestras fotos en el libreto. Quisimos ser libres, ser personas completamente diferentes. Fue divertido poner nuestros apodos en el disco y un collage de personajes históricos como fotos de la banda. El disco está en iTunes, pero nadie lo sabe. Fui yo quién hizo todo el artwork (inspirándome en Nick Blinko de Rudimentary Peni).

Me encanta todo de ese disco. Todavía tengo unas 300 copias en mi armario. Estáis todos invitados a coger una, jajajajaja. Estamos pensando hacer algo con ellas, pero aún no sabemos el qué. Se trata sin duda alguna de una rareza que tienen solo unas pocas personas selectas.

El nuevo disco, sin embargo, lo publica nuestro querido amigo Ken Seaton con su discográfica Hardline Ent. Él ha hecho mucho por nosotros para darnos la distribución que necesitamos y para que esté en las tiendas de discos de todo Estados Unidos y –ojalá- Europa. Estará además en más sitios como Bandcamp, etc. Se trata de un asunto entre amigos, ya que conocemos a Ken desde hace décadas y por eso nos está ayudando. Con suerte la gente podrá tener el nuevo disco en sus manos y disfrutarlo.

Jason & Justin - Chaos Delivery Machine

¿Cuál es la hoja de ruta de Chaos Delivery Machine en los próximos meses/años? ¿Seguiréis publicando un disco cada 5-10 años sin tocar un solo concierto? ¿No crees que Chaos Delivery Machine se merece algo más?

Actualmente no tenemos una hoja de ruta para Chaos Delivery Machine. Y contestando la última parte de tu pregunta, realmente no sé lo que se merece Chaos Delivery Machine. Sé que nos encanta estar en esta banda, sentirnos orgullosos de las canciones que hacemos y pasarlo bien componiéndolas. Para mí eso es lo más importante. Y creo que hacemos exactamente lo que Chaos Delivery Machine se merece: ser parte de algo que es divertido, verdadero, cercano y puro para nuestros corazones. Al mismo que crear música y arte que nos guste y que a lo mejor escuchará y gustará a otros. Eso es lo importante para nosotros. Solo queremos sacar nuestra música para que le guste a alguien y nos lo diga. También estoy seguro de que recibiremos malas reseñas y opiniones. Es lo que pasa cuando publicas música… y lo entiendo. Créeme, todos hemos visto nuestra buena porción de reseñas negativas sobre los discos de nuestras otras bandas. Y no pasa nada, todos tienen derecho a su opinión. De hecho aprecio la gente que critica nuestro disco y que nos transmite su opinión. Es parte del proceso.

Volviendo a la primera parte de tu pregunta: este verano Jason y yo volveremos a mi garaje/estudio para tocar y componer otra vez. “nunca decimos nunca” respecto a lo de hacer conciertos, aunque de momento no tengamos nada planeado en este sentido.

Lo del próximo disco en realidad no lo hemos pensado mucho. Ya veremos lo que la vida nos deparará y lo que nos apetezca hacer. Si la cosa sigue divirtiéndonos y sigue gustándonos lo que componemos, entonces pensaremos en hacer un nuevo disco.

La pausa de 10 años entre nuestros dos primeros discos tiene sus razones. La principal es que yo sufrí un trauma craneal muy grave. Me caí de cabeza y esto me provocó un hematoma subdural. Cuando pasa algo así, tu cerebro se inflama tanto que los médicos tienen que hacer una craneotomía de emergencia. Tuvieron que cortar la mitad de mi cráneo y meterlo en mi estómago para mantener vivos los tejidos y las células. Dado que mi cráneo ya no estaba ahí para parar la inflamación, mi cerebro tuvo todo el espacio que quiso para hincharse. Si no hubieran quitado el cráneo esto habría evitado que la inflamación se extendiera hacia arriba y entonces el cerebro habría empezado a inflamarse hacia abajo obstruyendo así mi aparato respiratorio y provocando mí muerte. Cuando la inflamación se retiró volvieron a pegar el cráneo en mi cabeza. ¡Fue una jodida locura! ¡Un dolor terrible! No te voy a contar toda la historia porque necesitaría un libro, pero sí te diré que un desconocido literalmente me salvó la vida encontrándose en el lugar adecuado en el momento adecuado y llamando a los paramédicos. Tenía una posibilidad sobre un millón y aquí estoy. Fue una convalecencia larga en la que tuve convulsiones y más operaciones, por eso no pude tocar la batería durante un par de años. Cuando estuve en casa solo, recuperándome y pensando en muchas cosas de mi vida fue ahí, creo, cuando escribí algunas de mis letras favoritas de este disco. No podía andar mucho, tenía visión doble y fundamentalmente no estaba del todo presente. Eso me dio una mirada positiva y una perspectiva diferente sobre mi vida, sobre mí mismo y sobre este mundo, etc.

Respecto a las letras.: tengo muchas preguntas que plantearte, ya que son muy pocas las canciones en las que no haya algún asunto candente. Lo primero que me ha llamado la atención es la riqueza de referencias históricas, literarias, políticas y religiosas. Lenin, Victor Hugo, Hitler, Ícaro, Saul, Steinbeck, Lord Tennyson e incluso Lucrecio. Nunca me he encontrado con tantas referencias en las letras de un grupo punk/hardcore. ¿Cómo me lo explicas? ¿Eres un profesor de humanidades encubierto?

¡Jajajajajajaja! No, no soy un profesor de humanidades, pero aprecio mucho que lo pensaras y también que hayas notado esas referencias. La verdad es que me interesa mucho hablar de los acontecimientos históricos y a veces poco conocidos. Desde que era joven me interesa la historia. No solo la historia que nos enseñaban en el instituto, también la historia más underground, que es más interesante. Además me encanta leer libros e intento formarme en muchos ámbitos. Yo soy el primero en afirmar que no conozco todos los aspectos de los temas sobre los que hablo. No soy un profesor de historia ni un científico, no tengo respuestas a las preguntas que planteo, pero me gusta investigar todo lo que pueda y darle un pequeño giro para que encajen en nuestras canciones. Me encantaría que esas letras pudieran suscitar el interés de alguien sobre un asunto determinado antes desconocido, ya sea la corrupción del Tammany Hall, el libro Viajes con Charley de Steinbeck o la mitología griega.

Cuando escuchaba todas las viejas bandas de punk, Bob Dylan y muchos otros tipos de música emergentes, quería saber sobre qué estaban gritando. Quería saber cómo el presidente Reagan estaba jodiendo a la gente. Quería saber sobre la división en América de los 60. Quería saber sobre Afganistán y Pol Pol cuando Dead Kennedys hablaron ello. Buscaba las palabras en el diccionario cuando escuchaba a Peni o a Bad Religion. Esas bandas me hicieron pensar sobre temas poco conocidos sobre los que no todos estaban reflexionando. Quise leer libros sobre los Crips y los Bloods (dos pandillas de Los Angeles) cuando escuché a NWA y de hecho leí unos cuantos, incluido Monster de Sanyika Shakur, A.K.A Monster Cody. Se trataba de un gran libro autobiográfico que me abrió los ojos sobre un mundo absurdo y jodido que distaba apenas 15 kilómetros de dónde yo crecí.

Cuando era joven no sabía mucho del mundo exterior. Lo único que conocía era mi vecindario y creo que lo mismo podría decirse de la mayoría de los jóvenes de entonces. Hoy en día, con Internet es más fácil para las nuevas generaciones enterarse de lo que está pasando. Por aquel entonces, lo único para abrirte los ojos eran los libros y las canciones protesta. Nosotros, por ejemplo, tenemos una canción sobre un prisionero de guerra en Vietnam que se llama Kill, Kill, Kill! porque siempre me interesó mucho la guerra de Vietnam y cómo esa guerra fue un completo y trágico error. Me interesaba el por qué tratamos a nuestros jóvenes de manera tan horrible cuando volvieron a casa. Quería leer cualquier libro que hubiera como Rumor de Guerra, Into The Green, The Unfinished War, Las Cosas Que Llevaban Los Hombres Que Lucharon, etc.

También cursé una asignatura de historia muy buena en la universidad sobre la experiencia de Vietnam. Uno de los viejos amigos de infancia de mi padre era un veterano de Vietnam que luchó en la guerra secreta de Laos y nunca volvió a ser el mismo. Por eso escribí sobre lo que él habría podido sentir estando 16.000 Km lejos de casa, en una tierra extranjera en la que no quería estar, teniendo tan solo 18 años y una pistola en la mano. Esa canción trata también de toda la parafernalia de la industria militar americana y de cómo es una completa estupidez y una cagada. Y lo quise hacer de una manera sarcástica.

Leo mucho, sobre todo biografías y libros no ficticios. En nuestro primer disco yo compuse la canción As World’s Collide sobre los pensamientos que Jack Henry Abbott trató en su libro En el Vientre de la Bestia. De hecho, utilicé ese título en el estribillo [el título en inglés es In The Belly Of The Beast, N. Del T.]. Abbott escribió ese libro mientras estaba en el corredor de la muerte. Escribió sobre sus propios sentimientos, pero en ellos y en su soledad vi mucho de mí mismo y de los demás. Una vez más, ese libro me hizo pensar más allá de mi zona de confort, en la profundidad de mí mismo.

También La Doctrina del Shock de Naomi Klein me hizo pensar en muchas cosas, incluidos los secretos ocultos de mi país y por qué estamos dónde estamos. Nada ocurre por casualidad. Hay razones que explican el por qué los gobiernos corruptos hacen las barbaridades que hacen y ese libro me abrió los ojos sobre lo horrible que es el fondo del gobierno americano. No quiero culpar a un partido antes que otro. Es demasiado fácil decir que los republicanos son malos y los demócratas son buenos. O lo contrario. Sin embargo, esto es huir del problema real. Los republicanos y los demócratas no son la raíz del problema, ellos son simplemente su fruto. En mi opinión, la raíz del problema es la siguiente: ¿cómo emendamos el entero proceso gubernamental y cómo detenemos la entera maquinaria política que ha ido haciéndose cada vez más grande, cebándose de todo durante los últimos cien años? Nuestro gobierno está completamente roto, pero las únicas personas que pueden arreglarlo están en el gobierno. ¿¡Qué sentido tiene todo esto?! Los locos mandan en el manicomio, y el manicomio es el gobierno de los Estados Unidos. No solo de los Estados Unidos, sino más o menos de todos los gobiernos, las naciones, los líderes y los mandatarios del mundo. ¿Tengo yo la solución para todo esto? ¡NO! Si la tuviera estaría encerrado en una prisión federal.

Manifesto - Chaos Delivery Machine

Perdona por este rodeo. Volviendo a tu pregunta, tengo muchos autores favoritos y espero que los jóvenes que están ahí fuera se tomen el tiempo para leer los grandes libros que hay. Muchos de los viejos libros todavía encierran grandes verdades. No intento decir que tienen que leer los libros que a mí me gustan. Ellos tendrán sus propias opiniones y gustos. La gente que ha estudiado mucho más que yo podría pensar que los libros que me gustan son estúpidos e inmaduros. Está bien. No es mi intención decir a la gente lo que está bien y lo que está mal. Sería ridículo. No quiero decir a la gente lo que tiene que pensar o leer. Simplemente intento componer canciones sobre asuntos y acontecimientos históricos que son interesantes para mí y que ojalá lo sean para alguien más.

Como ves no intento ofrecer respuestas a los problemas del mundo. No las conozco ni finjo conocerlas. Solo intento presentar las ideas y los problemas para que la gente piense en ellos y a lo mejor descubran otra cara del asunto que no habían visto anteriormente. Lo último que quiero es que la gente piense que yo estoy en una especie de pedestal diciendo a la gente lo que está bien y lo que está mal. No es lo que hago. No sé lo que está bien y lo que está mal. Solo tengo unas opiniones y unos pensamientos sobre algunos asuntos y de estos trata lo que escribo. Me gusta lanzar las cosas para que la gente las escuche y pueda tener sus opiniones.

Además, después de mi accidente a la cabeza leí muchos libros sobre el cerebro, cómo funciona y por qué los humanos pensamos de una determinada manera. Leí que el cerebro físico y la mente son dos cosas completamente diferentes. Es muy interesante descubrir cómo de verdad funciona tu cerebro. Además, por lo que tengo entendido, más del 90% de nuestro cerebro se considera todavía “primitivo” y por lo tanto posee únicamente el instinto básico de supervivencia. Esto es a lo que se dedican la mayor parte de nuestros cerebros. No finjo ser un experto o un científico sobre este asunto, solo he leído muchos libros de neurocientíficos y de otros expertos. Sin embargo, por lo que he estudiado parece que solo una mínima parte de nuestro cerebro tiene la capacidad de comprender la nueva y rápida tecnología de nuestros días.

Si lo piensas, en el mundo de hoy la tecnología cambia a la velocidad de la luz. Hace cien años la raza humana estaba completamente conforme con la idea de tardar varias semanas para recibir una información y no se molestaba por el hecho de tardar unos días para hacer 150 kilómetros. Los humanos tenían paciencia. Ahora nos volvemos locos si no nos contestan al email en 10 segundos o si hay que esperar 1 segundo para que nuestro ordenador se encienda. Y yo también enloquezco. Pero si lo piensas es absurdo. El mundo siempre ha progresado, pero lo ha hecho con cierto ritmo. El ritmo ha ido creciendo a lo largo de los siglos, pero ahora ese ritmo ha doblado, triplicado y cuadruplicado solo en los últimos 10 años. Mantenerse al tanto de las nuevas tecnologías que se estrenan cada día termina realmente saturando a nuestro cerebro. Yo entiendo que todo sea más eficiente y más conveniente y a mí también me gusta: acepto muchas de las nuevas cosas que están pasando. ¿Pero cuál es el precio que está pagando la sociedad para seguir el ritmo de la innovación de todas las novedades que salen a la luz todos los días? ¿Qué precio estamos pagando para este mundo super conveniente y super eficiente? Estas son las preguntas que a veces me planteo. La mayor parte del núcleo y de los mecanismos internos de nuestro cerebro son todavía primitivos y esto significa que tenemos más o menos la misma infraestructura cerebral que tenía el primer Homo Sapiens en este planeta. Por lo tanto es realmente complicado asumir toda esta tecnología que viaja a la velocidad de la luz sin enloquecer. Piénsalo. ¡Esta podría ser una de las razones de por qué el mundo se está volviendo loco! Parezco muy serio aunque en realidad soy una persona muy desenfadada. Cuando pienso en todo esto por un lado alucino y por el otro me entran gana de reírme de ello. Si te tomas el tiempo para pensar en ello te das cuenta de que es realmente algo loco y ridículo.

Volviendo a tu pregunta; cuando escribo canciones me dejo inspirar por muchos libros y autores que he leído a lo largo de los años. Libros como Sin Novedad en el Frente, Matadero Cinco, La Granja de los Animales, Trampa-22, Fahrenheit 451, El Guardián entre el Centeno, Miedo y Asco en Las Vegas, Fast Food Nation, En el Camino, Monster, Ishmael, Un Mundo Feliz, Cometas en el Cielo, The Gang That Wouldn’t Write Straight, Hiroshima, Brain Droppings, Stark, Incógnito, Moon, etc. Tomo cosas de los libros que leo y las elaboro en las letras de mis canciones. También leo muchos libros de citas, los cuales son muy enriquecedores cuando se trata de componer canciones. Con Quote The Scapegoat, por ejemplo, he compuesto toda una canción a raíz de una cita. También una noche estaba leyendo The Outlaw Bible of American Poetry y ahí encontré esa cita que hablaba sobre un grupo de poetas radicales de los 60 conocido como The Underground Thought Patrol. Era simplemente una cita en un libro de 650 páginas, pero esas palabras resonaron de verdad en mí. Me encantaba como sonaban juntas y por eso compuse una canción sobre lo que me imaginaba hacían esos poetas. También incluí unas partes de uno de mis poemas favoritos de cuando era un chaval: Carga de la Brigada Ligera de Tennyson. Durante más de 20 años quería incluir sus palabras en una de mis canciones. Aprendo mucho leyendo libros sobre la gente y sus experiencias. Me fascinan. Realmente me encanta descubrir los pensamientos más íntimos de las personas que se encuentran en una celda, en la calle, en una guerra de forma involuntaria, etc. Es algo que me abre la mente.

También me interesan mucho las otras culturas y los otros países. América no es el único país de este planeta y esto es algo que los americanos tenemos que entender. Tenemos que enterarnos de que somos solo una pequeña parte de este mundo. Hay muchas culturas que son centenares y en algunos casos miles de años más viejas que la nuestra, de las que podemos aprender. No estoy intentando convencer a la gente que lea lo que yo he leído, ni mucho menos. Estoy seguro de que hay miles de libros que la gente ha leído y que son más fascinantes que mis libros favoritos, y de hecho espero que los haya. Lo espero porque estoy siempre deseando aprender más acerca de temas que desconozco por completo.

Conclusión: no soy un científico, ni un profesor de humanidades, ni un historiador, ni nada por el estilo. Soy simplemente una persona a la que le gusta aprender, leer y componer canciones sobre ello. Mis opiniones y mis ideas no son más importantes que las de los demás. Soy simplemente alguien que escribe música y letras que te pueden gustar o no. Eso es todo. Simplemente te estoy dando mi opinión sobre los libros que me han encantado y que me han enseñado mucho sobre la vida. He aprendido mucho más de los libros que he leído que de cualquier clase que haya tomado en el instituto o en la universidad.

Si tuviera que encontrar una constante en las letras de Chaos Delivery Machine, sobre todo en las de Manifesto, diría que es un nihilismo despiadado. La humanidad entera y todas sus construcciones están destinadas a desaparecer sin dejar rastro. La existencia es una especie de enfermedad sin final feliz. No hay esperanza y cualquier intento para cambiar las cosas es completamente vano. ¿En serio crees todo esto? Y si lo crees de verdad, ¿en virtud de qué sigues haciendo lo que haces, sigues haciendo cualquier cosa, sea lo que sea? ¿Simple rutina sin sentido?

Creo solo ciertas partes de todo esto. No creo que la raza humana apareciese en la tierra como una enfermedad. Pienso que a lo largo de la historia ha habido, y todavía hay, mucha gente muy inspiradora, ingeniosa y muy grande. Sin embargo, me parece que las personas egoístas y avaras se están adelantando a las personas inspiradoras, altruistas y realmente grandes. No creo que sea inevitable que todos nos muramos lloriqueando sin dejar rastro, pero sí creo que sin duda estamos, cada vez más, procediendo en esa dirección.

Cómo dije antes, en este mundo hay muchos individuos inspiradores, majos y muy grandes, pero en mi opinión, la humanidad en su conjunto ha perdido su rumbo. Yo también me considero parte de este problema, no obstante. Tampoco tengo las respuestas sobre lo que hay que hacer. No soy ni un experto ni un científico. Pero en mi opinión los gobiernos de este mundo están pilotados por las grandes corporaciones y estas están creando su propio mundo sin tener en cuenta ni preocuparse por la gente normal que está ahí fuera en las calles, en las cabañas, en las forestas, etc.

Puedo compartir contigo mis opiniones sobre cómo la religión organizada ha hecho mucho más mal que bien a este mundo a lo largo de la historia, sobre cómo la humanidad se está cargando la naturaleza que has existido durante millones de años para construir un centro comercial que durará 20, sobre cómo las revoluciones mundiales están bien de vez en cuando. Pero esto son solo mis opiniones. Simplemente me gusta mirar hasta el fondo la sociedad como un todo y reflexionar sobre cómo y por qué nosotros humanos seguimos existiendo.

Es difícil decir todo lo que pienso en una entrevista como esta. Prefiero además que lo hagan nuestras canciones y nuestras letras. Pero tú preguntas, ¿si nada significa nada entonces por qué hago lo que hago? Bueno, si estuviera muriendo de cáncer y si solo me quedara un año por vivir, me gustaría hacer todas las cosas que considero importantes. Leería, escribiría e intentaría aprender cuanto más mejor. Viajaría y pasaría el tiempo con mis seres queridos y en el fondo intentaría simplemente vivir la vida al máximo mientras sigo vivo. Además, no estoy diciendo que la vida de todos sea un sin sentido. No soy tan negativo, jajajajajaja. Cada persona en esta tierra tiene sentido (aunque parece que cada vez más somos solo números que los gobiernos controlan). Es la humanidad en su conjunto la que ya no significa tanto.

Esta respuesta me está haciendo parecer negativo y no lo soy ni mucho menos. No creo que nuestra música y nuestras letras sean negativas. Las veo más bien reflexivas. Crecí escuchando a Bad Brains, Minor Threat, Bob Dylan, Bad Religion, Pink Floyd, Subhumans, Blitz, Johnny Cash, etc. y no consideraba en absoluto sus letras como negativas. Esas bandas/compositores me hicieron ver el mundo con ojos diferentes respecto a cómo lo veían mis amigos que escuchaban a Duran Duran, Culture Club, etc. Las bandas que escuchaba me inspiraban y me llevaron a querer aprender y leer más acerca de este mundo. No sé si esto tiene sentido para todos, pero así es cómo yo veo las cosas. Puedo recorrer cada canción y darte mi versión de lo que significan. Pero no es esto lo que realmente importa. Yo quiero que cada persona que lea nuestras letras y escuche nuestra música tenga su propia versión de lo que nosotros quisimos decir. Eso es lo que hace la música tan importante y significativa. Dos personas pueden ver una misma canción de manera completamente diferente y eso es estupendo. Las canciones de este disco son muy personales y muy emotivas para mí, por lo que yo he vivido en mi vida. Pero a lo mejor esas mismas canciones resultarán muy personales y emotivas para otro de una manera diferente, puesto que él o ella tuvieron experiencias diferentes en sus vidas.

Chaos Delivery Machine - Burn Motherfucker Burn

Quizá esta sea una pregunta demasiado personal y en ese caso entiendo perfectamente que no quieras contestarme, pero: ¿Cuánto influenció el suicidio de tu hermano tu propia visión del mundo?

No es que sea una pregunta demasiado personal, sino que es muy difícil de contestar. No puedo decirte con precisión cuánto su muerte ha cambiado o modificado mi propia visión del mundo. Supongo que mucho, aunque no sepa cuanto. De hecho es difícil cuantificar porque estoy seguro de que muchas de mis ideas, creencias y pensamientos sobre el mundo han sido influenciadas de una manera muy subliminal por la muerte de mi hermano.

Sin embargo, mi hermano influenció mi visión del mundo mucho antes de su muerte. Él era mi hermano mayor y mi mejor amigo. Crecimos muy unidos. Nuestros padres se divorciaron cuando yo tenía 3 años y mi hermano Jason 6. Nuestra madre trabajaba y por eso nosotros éramos lo que se llamaba “niños abandonados en casa”. Volvíamos a casa del instituto y en seguida salíamos juntos. Cuando nos hicimos mayores compartimos siempre el mismo grupo de amigos de la 16ª calle en Hermosa. Era una hermandad muy grande. Y Jason siempre me hacía pensar sobre las cosas.

Es gracias a él que empecé con la música y con el punk en particular. Él reflexionaba mucho y leía todas las letras de todos los discos y eso lo aprendí de él. Es curioso porque era una persona muy positiva y escribía letras más positivas y altruistas que las mías. Yo era más escéptico y el tipo de tío que piensa “mira cómo está jodido este mundo”. Pero su muerte ha cambiado mi forma de ver el mundo, sobretodo con respecto a cómo juzgo a la gente y sus situaciones. Tengo mucha más empatía e intento entender por lo que la gente está pasando antes de juzgarlos automáticamente. Antes decía: «Que idiota. Lo tenía todo. ¿¡Por qué hizo esto?!». Ahora doy un paso atrás e intento ponerme en su lugar y sentir lo que habrían podido sentir o pensar.

No estoy hablando de suicidio solamente, sino de la gente enganchada a las drogas o que viven en la calle, etc. No juzgo a esa gente. Empatizo con ellos y digo, «si no hubiera sido por la gracia de dios, ahí estaría yo…». De verdad habría podido ser uno de esos sin techos o drogadictos. Todos habríamos podido serlo. No creo que la gente tendría que ser tan santurrona cuando ve a un drogadicto o a un indefenso o a un muerto de hambre en la calle. Intenta entenderlos y trátalos como a seres humanos, porque eso es lo que son, seres humanos como tú y como yo. Tienen las mismas culpas que nosotros. Eso es todo lo que diría. La muerte de mi hermano ha cambiado y ha influenciado cada día de mi vida. Pienso en él siempre, cada día, cada hora, cada minuto, cada segundo…

El nuevo disco, Burn Motherfucker Burn, aunque sin perder la vena nihilista, me parece mucho más batallero. Ya las primeras canciones son todo un programa y Tragedy of the Commons lo dice claramente: «Empiezan las revoluciones / Ataca a las instituciones/ Acaba con el control social / Quema la constitución / Termina la persecución / Todos caeremos en el abismo / […] La única solución / Es la ejecución del estado». Contra el caos engendrado por el sistema la solución es el chaos revolucionario, es decir, la anarquía absoluta. ¿Van por ahí tus ideas políticas?

No quiero decir que todo el mundo puede realmente vivir en completa anarquía. Sin embargo, sí que creo que este mundo necesita atravesar un cambio y una revolución radicales. Algo parecido a la revolución francesa que estalló en 1789. No digo que pasará el año que viene o en los próximos cien años, pero el mundo tal y como lo conocemos ahora no puede durar a menos que no empecemos otra vez. De hecho, tal y como dijo una vez el cómico George Carlin: «El planeta estará bien. Ha pasado por eras del hielo, extinciones masivas, asteroides y ha sobrevivido bien. El planeta sabe cómo cuidarse. Es la raza humana la que morirá. El planeta nos rascará de encima como un perro sus pulgas». En mi opinión George Carlin era un genio realmente divertido. Creo que necesitamos un botón de “reseteo”.

Y respecto a los Estados Unidos, nosotros necesitamos un sistema político completamente nuevo. El que tenemos está roto. Demócratas, republicanos, independientes, lo que sea… son todos lo mismo. Pueden diferenciarse en detalles muy pequeños pero son todos corruptos. Corruptos de diferentes maneras. Cuando te encuentras con la posibilidad de ser presidente significa que ya has hecho demasiadas promesas y estás en los bolsillos de 2 o 3 enormes corporaciones. Esa es la realidad hoy en día.

Necesitamos retomar el poder y volver a empezar. Es curioso porque todos miramos hacia atrás a nuestros libros de historia y decimos, «¿Cómo pudieron hacer algo así?» o «¿Cómo no hicieron nada para solucionarlo?» o «¿Cómo pudieron creer algo parecido? ¿Qué clase de idiotas eran?». ¿Te has parado a pensar alguna vez que quizá dentro de cien o doscientos años la gente estará diciendo exactamente lo mismo respecto de nosotros? Podrían estar preguntándose, «Con toda la información y toda la tecnología que tenían en 2015, ¿cómo no hicieron lo que tenían que hacer para dar de comer a los hambrientos o establecer la igualdad de derechos o incluso intentar parar el cambio climático o la matanza de miles de personas por razones religiosas, etc.».

Creo que llegará un momento en el que las masas oprimidas y molidas de este mundo se levantarán y empezarán la nueva revolución. ¿Esa revolución será algo positivo? No lo sé. Mira al libro La Granja de los Animales de George Orwell: cuando los débiles tengan el poder, se transformarán en las mismas personas que antes odiaron. El viejo proverbio tiene razón: el poder corrompe, y el poder absoluto corrompe absolutamente. Por eso, nadie sabe lo que va a pasar. Quizá no pase nada y todos seguiremos viviendo en esa revuelta a cámara lenta.

Chaos Delivery Machine - Manifesto

En ambos discos hay una canción titulada History Lesson Part III y que pone contra las cuerdas a la escena hardcore / punk. Todos los ídolos han desaparecido: Darby Crash, Minutemen, Negative Trend, Fear y un larguísimo etcétera de bandas y músicos que se han convertido en páginas muertas de la Wikipedia. Por eso gritas: «Ninguna banda puede ser tu vida / Ya no es como antes / Para que cojones estábamos luchando […] / Todo ha terminado, está muerto y sepultado». Punk y hardcore como Sodoma y Gomorra… ¿realmente ya no hay bandas en las que sobreviva algo del espíritu de la vieja escuela? ¿Mejor dedicarnos al dance-latino?

En realidad no teníamos letra para History Lesson Part III en el primer disco. Nos gustaba así como estaba con sus 15 segundos de ruido. Sin embargo, en nuestro nuevo disco decidimos escribir algo. Esa canción es más bien desenfadada y sarcástica. Todo es en plan divertido y no habría que tomarla en serio.

Nuestro Grupo Podría Ser Tu Vida era un libro escrito por Michael Azerrad sobre las bandas indie de mitad de los 80 que significaron realmente mucho para un pequeño grupo de personas. Las cosas eran diferentes entonces y no podías ir en internet y encontrar cualquier tipo de música a golpe de click. Tenías que buscarla. Había una escena underground, los chavales dejaban dormir en sus casas a las pequeñas bandas que estaban de gira, publicaban fanzine para apoyar a las bandas de las ciudades pequeñas, etc. Yo simplemente tomé ese título y le di un par de vueltas. Escribí sobre toda la gente de la escena punk de Los Angeles y Orange County con la que crecí. Yo era demasiado pequeño para ver los primeros conciertos de la mayoría de ellos cuando eran jóvenes y estaban en su momento de máximo esplendor y por lo tanto me he limitado a leer sobre ellos y a escuchar todas las historias que me contaban mi hermano y sus amigos. Quise componer una canción divertida sobre el pasado intentando unir unas cuantas cosas.

Escogí esas bandas y esa época determinada porque eran las bandas locales que yo escuchaba cuando estudiaba y estaba en mis años más influyentes. Ellas significaron mucho para mí (y siguen significando todavía). Pero no te olvides de que lo que ha sido muy influyente y formativo para mi, puedo no haberlo sido para otra persona que creció en un periodo y en un sitio diferentes. Es muy difícil explicarlo por escrito, pero la música que escuchabas en esos años en los que estabas en secundaria o en el bachillerato es probablemente la música que más toca tu fibra sensible y que siempre te gustará más que otras. Esas bandas tendrán un lugar especial en tu corazón (por lo menos eso es lo que a mí me pasa). Eso es en el fondo sobre lo que escribí en esa canción.

Esas bandas y ese periodo tienen un lugar especial en mi corazón que no puede ser remplazado. Pero otros crecerán en un periodo y en un sitio diferentes y tendrán un género de música completamente diferente y otras bandas que significarán muchísimo para ellos. Cada uno tendrá sus propias “bandas, épocas y recuerdos especiales”. Leí algo que Jello Biafra dijo de forma muy acertada en un libro llamado Fucked Up + Photocopied: «He aprendido a respetar que cada generación tiene sus propias épocas, sitios, sonidos y gente, que significan para ellos lo mismo que para mí significan los momentos más importantes de mi vida. ¿Por qué suprimir esos sentimientos diciendo que entonces las cosas eran mejores? ¿Lo eran realmente?». Por eso escribí esa canción para expresar mi amor por esa época y por ese sitio que no volverán a pasar nunca para mí. Pero afortunadamente todos tienen sus propias épocas y lugares que lo significan todo para ellos.

Además, la letra de esa canción significa en cierto sentido que no tienes que deprimirte por el hecho de que esa determinada escena ya no existe. No puedes quedarte atrapado en el pasado. Tienes que disfrutar y amar los recuerdos, pero dejar que sean parte de tu pasado. La llamé History Lesson Part III como homenaje a la canción History Lesson Part II de Minutemen en la que hablan de sus ídolos y de lo que piensan sobre ellos.

Pero para contestar a tu pregunta: no, no creo que el punk y el hardcore hayan muerto. Puede que no esté metido en ellos tal y como lo estaba hace tiempo y puede que ya no conozca a todas las grandes bandas que hay ahí fuera, pero todavía estimo que siguen viviendo y respirando la pasión de esa misma escena. Hay muchísimas bandas que siguen manteniendo ese espíritu vivo. Hay una banda que se me ocurre a bote pronto que ha vuelto a evocar algunas de mis pasiones de cuando tenía 13 años. Se llaman Ramshackle Glory. Para algunos podrían no definirse como “punk” pero yo no creo que el “punk” deba de ser definido. Para que algo sea punk no debe ser ni rápido ni ruidoso ni nada. Para mí solo tiene que ser música underground creada de manera natural con verdadera pasión. Y eso es algo que oscila entre el hardcore loco y el folk suave. Para mí, Ramshackle Glory tienen el espíritu y la actitud que me encantan y por las que me dejo inspirar. Escriben unas letras realmente buenas y creen en todo lo que dicen. Oyes sus voces rajarse y sientes su pasión.

Otra vez, esta es solo mi opinión. No estoy diciendo que tenga razón y que tienes que fiarte de mí. Estoy simplemente exponiendo mi opinión. Siéntete completamente libre de discrepar. Creo que la gente tiene que tener sus propias opiniones sobre lo que la música punk o hardcore significan para ellos. Cada uno de nosotros somos individuos y tenemos que creer en definiciones diferentes de lo que es punk. Si todos pensáramos exactamente de la misma manera, sería muy aburrido. Pero una vez más, no estoy intentando decirle a la gente lo que el punk es o no. Eso es lo último que intentaría.

Ambos discos de Chaos Delivery Machine han sido producidos por Fletcher. A diferencia de Manifesto, que lo grabasteis en cuatro días, este nuevo LP os ha costado más trabajo. Y aun así me parece que habéis querido evitar cualquier tipo de sobre-producción dejando un sonido muy natural. ¿A qué se debe esta diferencia de tiempo de grabación?

Creo que todos hemos envejecido y ya no tenemos 18 horas de tiempo libre por día, jajajajajaja. Hablando en serio, simplemente empleamos más tiempo para que las cosas salieran bien. En este disco quisimos crear más capas de música y añadir más efectos. Además, mi voz y mi garganta ya no aguantan lo que aguantaban antes. Tras cantar una canción o poco más, mi voz se iba y por lo tanto teníamos que esperar un par de días para que volviera. Tuvimos también que rodear la agenda de Fletcher. Pennywise nos quitó algo de tiempo del estudio porque tenían unas fechas límites. Naturalmente Chaos Delivery Machine no teníamos fecha límite y por eso les dejamos unos días que teníamos reservados para nosotros. Además yo tuve que volver a mi trabajo, que me tiene ocupado más o menos 12 horas al día, seis días por semana durante. Por eso tuvimos que tomarnos una pausa de 3 meses justo a mitad de la grabación. De todas maneras la razón principal fue que quisimos echar más tiempo y más esfuerzo en este disco para hacer algo diferente. Por eso tardamos más.

Fletcher's niece screaming

Las tres bandas que más han influenciado a Chaos Delivery Machine son Bad Brains, Refused y los menos conocidos Rudimentary Peni, una banda de culto del punk inglés de los 80. ¿Qué te fascina de cada una de estas bandas? Por cierto, además de la música que compuso Blinko (cantante de Rudimentary Peni), ¿conoces y te gusta también su arte?

Contestarte adecuadamente implicaría escribir un pequeño libro. Intentaré ser breve: cuando escuché por primera vez a Bad Brains me quedé simplemente alucinado por su fuerza y su nivel. A decir verdad, la primera vez que los escuché no capté la verdadera profundidad, ni me enteré de lo bueno que eran porque tenía más o menos 12 o 13 años. Pero mirando hacia atrás, creo que por aquél entonces estaban un peldaño más arriba que el resto de la escena hardcore. Eran un poco más mayores que las otras bandas de hardcore-punk y su talento musical era impresionante. Eran fuerza absoluta, energía, garra y todos los demás superlativos que puedas imaginar. En mi opinión era algo fuera de lo normal, excelencia pura. Sus letras también eran muy potentes y verdaderas. No sé que más decirte sino que en mi humilde opinión son una de las 5 mejores bandas de todos los tiempos, aunque fue solo durante un breve periodo de tiempo. Nada tan grande y tan potente puede durar eternamente. Sé que siguen tocando aquí y allá con H.R. quien, sin embargo, ya no tiene las mismas ideas que antes y por lo tanto es difícil que consigan replicar lo que hicieron de 1980 a 1985.

Siguen Refused. Personalmente creo que eran una de las mejores y más innovadoras bandas de los 90. Sé que estaban Nirvana, Bad Religion, etc. de los que no quiero disminuir las aportaciones, pero creo que Refused supieron elevar el hardcore-punk a otro nivel, introduciéndolo al siglo 21 con sus ordenadores, sintetizadores y bucles. Ellos también tenían muchísimo talento. Las letras son geniales e inspiradoras. Yo intenté imitarlas en nuestros dos discos. No las copié, pero no hay duda de que las utilicé como referencia. Su talento musical y su sonido innovador está muy por encima de lo que yo podría soñar hacer algún día. Ellos me dieron esperanza de cara al futuro de la música punk desde la mitad hasta finales de los 90, cuando estaba empezando a hartarme de la escena punk. 

Por último, Rudimentary Peni. Es difícil explicar cuánto quiero y admiro a esta banda. Nick Blinko y Rudimentary Peni son probablemente más determinantes para mí ahora, de lo que lo fueron hace 25 años, cuando los escuché por primera vez. Para mí ellos son el emblema de lo que toda banda y todo artista verdadero tendría que ser. Ellos nunca se mezclaron con ningún tipo de cagada corporativa o con una mierda de discográfica. Hicieron las cosas exactamente como quisieron. Sin embargo, creo que su música está infravalorada. Si escuchas de verdad las partes de batería y las líneas de bajo te das cuenta de que son muy buenos. Las canciones son muy breves y a la vez dicen mucho. Lo bueno, si breve, doblemente bueno. Cada canción que yo compongo intento siempre enfocarla un poco según lo que haría Nick Blinko. No intento copiarle porque nadie puede hacerlo. Es una figura de culto y solo hay un par de fotos de él en internet. Es muy “desconocido”. Sus letras son simplemente geniales. Pero no quiero explicar Rudimentary Peni y las letras de Blinko. La gente puede escucharlos y leer las letras, después de esto solo te quedará el amarlos u odiarlos. Pueden ser una obra maestra para unos y la pila de mierda más ruidosa para otros. Resulta que yo estoy del lado de los primeros.

También su arte es para mí estupendo. Las horas y días que implica crear esos dibujos con lápiz son inimaginables para mí. Además las ideas y las criaturas que dibuja son únicos en su género. Él fue mi única inspiración cuando escribí a mano las letras para nuestro primer disco, Manifesto, y para nuestro nuevo álbum, Burn Motherfucker Burn. Lo hice gracias a él. Para mí las versiones en vinilo de sus primeros dos singles (el homónimo y Farce) y sus 12’’ LP’s son obras de arte. También lo son las más recientes que tengo en CD. Nunca tendré suficiente palabras para describir lo que siento por estas tres bandas y muchísimas otras que han marcado el camino a la hora de crear música, arte e inspiración, que durarán tanto como lo haga el mundo.

Nick Blinko art

La última canción del nuevo disco, The Great Assent, es bastante inquietante. Tanto por su melodía como por su letra: «Sigue la luz / Suéltate y vuela libre / Por fin tuviste una liberación completa / Por fin alcanzaste la infinidad (la demencia)». ¿Qué iluminación? ¿Qué liberación?

Es una buena pregunta. Esta letra tiene dos significados diferentes. Ambos son muy personales. Trata de mi hermano, y de mí intentando meterme en su cabeza cuando murió. También trata de todo lo que pasé cuando tuve mi accidente en la cabeza. Estuve muchas noches solo en mi casa con las luces apagadas y con unas velas como única fuente de luz. Mi cabeza estaba muy mal y no podía hacer muchas cosas. Era una especie de prisionero en mi propia casa y por eso tuve mucho tiempo para pensar y reflexionar sobre mi vida y demás cosas. No voy a entrar en detalles, pero tuve unos pensamientos muy oscuros. También tuve otros muy claros y muy buenos. Me preguntaba acerca de la vida, de la muerte y de lo que significa todo esto.

La frase “sigue la luz” se refiere directamente a una experiencia que tuve mientras estaba ingresado por mi accidente. Tuve una convulsión muy violenta y empecé a sudar de manera incontrolada. En ese momento no sabía que estaba teniendo una convulsión violenta porque nunca tuve una antes y los médicos nunca me dijeron que podría pasar. Pensé que así es cómo se debe morir una persona que ha tenido un accidente en la cabeza. No lo sabía. Además mi boca estaba muy seca (por causa de la sudoración descontrolada) por lo que empecé a vomitar y la boca empezó a llenarse de comida. Estaba muy confuso y no sabía lo que iba a pasar. Dejé de respirar asfixiado por la comida en mi boca y en mi garganta. Caí al suelo con un dolor muy fuerte y mi cabeza simplemente me dijo, «déjalo, deja de luchar». Eso hice. Inmediatamente después me sentí completamente en paz y vi a mi hermano envuelto en una luz extraña. Me sentí muy tranquilo. Luego, al cabo de unos 10 o 15 segundos (no tenía un concepto real del tiempo y por lo tanto solo puedo suponer), mi madre apareció de repente y sacó la comida de mi boca para que pudiera volver a respirar. Resulta que simplemente pasaba por mi casa para ver que tal me encontraba. Otro golpe de suerte. Me salvó la vida.

No digo que haya visto realmente a mi hermano ni ningún tipo de luz, creo que lo soñé, pero me pareció –y sigue pareciéndome- real. Esa es la luz de la que hablo en la canción. A veces necesitas simplemente soltarte, ya sea del estrés de la vida o de los límites que tú mismo te impones. Es un poco agobiante, pero a mí me parece una canción inspiradora. Déjate ir y sé libre, no de la vida misma, sino de la locura de la vida. Además, si les el segundo verso verás que estoy hablando de lo que realmente importa en la vida. Las palabras, «la riqueza que has acumulado no puede comprarte el tiempo», significa que no puedes llevarte tu riqueza cuando mueras. No entiendo a esas miles de personas tan avaras que pasan por encima de la gente intentando acumular cuanta más riqueza posible. ¿Por qué? ¿Es eso lo que los hace felices? Es una locura. Por supuesto quiero vivir una vida confortable y no preocuparme de cómo conseguir mi siguiente comida. Y tengo la suerte de vivir en un sitio en el que no tengo que preocuparme por mi próxima comida. Pero veo la avaricia de la gente a mi alrededor y me entristece, me decepciona, porque cuando estés en el umbral de la muerte ya no te importarán una mierda tus 10 BMW o tus 5 mansiones. 

Hay tantas encuestas preguntándole a la gente que se está muriendo qué habrían cambiado de sus vidas y casi todos contestan: «Habría trabajado menos y habría pasado más tiempo con mis amigos y mi familia. Habría hablado más con los demás y habría intentado saber más de ellos.». Parece una respuesta tan sencilla con la que todos estaríamos de acuerdo, pero… ¿ahora mismo vivimos nuestras vidas de esa manera? Esa canción intenta que la gente se de cuenta de que todos nos vamos a morir antes o después y ¿cómo queremos vivir lo que nos queda de vida? ¿Quieres joder a la gente para ganar un dólar extra? Al final todo esto se acaba y todo tu dinero no te servirá de nada. Esto es de lo que trata esa canción. Es algo muy difícil de explicar por escrito, pero es algo más que simplemente morir y seguir la luz, etc. Trata de que cuando te encuentres cara a cara con la muerte, ¿qué pensarás de cómo has vivido tu vida hasta ese momento? ¿Estarás feliz de las decisiones que tomaste, de lo que hiciste y de cómo trataste a la gente? Son preguntas muy personales a las que cada uno de nosotros tendrá que contestar en un momento dado.

Pero también, como ya dije antes, me gustan mucho las citas y leo libros de citas todo el rato. Hay una cita de Ralph Waldo Emerson que siempre me hizo pensar y también puede que me haya agobiado un poco. Pero es una cita que me ayuda mentalmente cuando pienso en mi hermano. Emerson dijo: «El problema es saber si el suicidio es la puerta de entrada o de salida». Y cuando lo pienso como la de “entrada” no lo hago pensando en el paraíso y cosas por el estilo, sino simplemente como el hecho de estar presente, estar de verdad “en” tu mente y “en” paz con ella de una vez por todas.

Muchas gracias Justin por tu tiempo y ojalá algún día puedas venirte a Europa… en ese caso podré plantearte todas las demás preguntas que se me han quedado en el tintero… un abrazo!

Me encantaría irme y hablar cara a cara. Es mucho más fácil que escribir todos mis pensamientos y todas mis ideas con el ordenador. Es mucho mejor y mucho más divertido tener una interacción social, hablar y estar de acuerdo o no. De esta manera aprendes mucho más y ves las cosas a través de un punto de vista diferente. Me gusta escuchar puntos de vista diferentes y discordantes porque a lo mejor después puedes debatir y quizá aprender muchas cosas de esos puntos de vista. Muchas gracias por tus preguntas, eran realmente buenas y muy bien pensadas. Espero además que la gente eche un vistazo a Burn Motherfucker, Burn, el nuevo disco de Chaos Delivery Machine, y ojalá que a alguno os guste. Gracias. Justin.

Autor